Parroquia de Lardero

Información y noticias de la Parroquia de Lardero (La Rioja)

El deporte y la vida interior

San Josemaría Escrivá

Para ti, que eres deportista, ¡qué buena razón es esta del Apóstol!: ¿No sabéis que los que corren en el estadio, aunque todos corren, uno sólo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo ganéis.

Da muy buenos resultados emprender las cosas serias con espíritu deportivo… ¿He perdido varias jugadas? Bien, pero si persevero al fin ganaré.

Fuente de paz
Beatus vir qui suffert tentationem… bienaventurado el hombre que sufre tentación porque, después de que haya sido probado, recibirá la corona de Vida.
¿No te llena de alegría comprobar que ese deporte interior es una fuente de paz que nunca se agota?
La lucha ascética no es algo negativo ni, por tanto, odioso, sino afirmación alegre. Es un deporte.

El buen deportista no lucha para alcanzar una sola victoria, y al primer intento. Se prepara, se entrena durante mucho tiempo, con confianza y serenidad: prueba una y otra vez y, aunque al principio no triunfe, insiste tenazmente, hasta superar el obstáculo.

Un mal antiguo

Advertir en el cuerpo y en el alma el aguijón de la soberbia, de la sensualidad, de la envidia, de la pereza, del deseo de sojuzgar a los demás, no debería significar un descubrimiento. Es un mal antiguo, sistemáticamente confirmado por nuestra personal experiencia; es el punto de partida y el ambiente habitual para ganar en nuestra carrera hacia la casa del Padre, en este íntimo deporte. Por eso enseña San Pablo: yo voy corriendo, no como quien corre a la ventura, no como quien da golpes al aire, sino que castigo mi cuerpo y lo esclavizo, no sea que habiendo predicado a los otros, venga yo a ser reprobado.

En algunos momentos me he fijado cómo relucían los ojos de un deportista, ante los obstáculos que debía superar. ¡Qué victoria! ¡Observad cómo domina esas dificultades! Así nos contempla Dios Nuestro Señor, que ama nuestra lucha: siempre seremos vencedores, porque no nos niega jamás la omnipotencia de su gracia. Y no importa entonces que haya contienda, porque El no nos abandona

El lobo orgulloso de su sombra

Resultado de imagen de lobo y leon

Vagaba cierto día un lobo por lugares solitarios, a la hora en que el sol se ponía en el horizonte. Y, viendo su sombra bellamente alargada, exclamó:

– ¿Cómo me va a asustar el león con semejante talla que tengo? ¡Con treinta metros de largo, bien fácil me será convertirme en rey de los animales!

Resultado de imagen de humildad

Y mientras soñaba con su orgullo, un poderoso león le cayó encima y empezó a devorarlo. Entonces el lobo, cambiando de opinión se dijo:

– La presunción es causa de mi desgracia.

Nunca valores tus virtudes por la apariencia con que las ven tus ojos, pues fácilmente te engañarás.

SAN MARCIAL

Resultado de imagen de san marcial de limoges

San Marcial y sus compañeros Alpiniano y Austricliniano, llegaron del Oriente (posiblemente Panonia) a finales del siglo III, siguiendo la vía romana que pasa por Clermont Ferrand y Ahun, hasta Limoges, ciudad en la que evangelizaron y formaron la primera comunidad de cristianos, y de la queSan Marcial se convirtió en su primer obispo.

San Marcial logró la conversión de una cortesana llamada Valeria que murió mártir por Jesucristo, y que en la actualidad en honrada como Santa Valeria. Esto se muestra en el retablo dela Basílica de San Marcial y en las vidrieras de la Parroquia de San Pedro Apóstol y de la Basílica.

El culto al lugar de enterramiento de San Marcial alcanzó una gran importancia inmediatamente a su muerte debido a la santidad de vida de este obispo evangelizador de Limoges.

Resultado de imagen de san marcial de limoges

Los clérigos y monjes que custodian el sepulcro de San Marcial, ponen de relieve los milagros que se realizan en él, para aumentar el flujo de peregrinos. Para “aumentar el prestigio” de su santo, estos monjes hacen coincidir a San Marcial con el niño que tenía los panes y los peces del milagro del Evangelio, de ahí la versión de la vida de San Marcial que llega hasta nosotros escrita en el siglo XVIII (año 1727), recogida en el libro titulado “Vida y Milagros del Glorioso San Marcial Discípulo de Cristo y Apóstol de Aquitania”, escrito por el P. Miguel García Vera S.J. Sin embargo, tal y como vemos en las actas dela GrandeConfreriede Saint Martial de Limoges del S. XIII, los datos sobre el origen del santo (aunque aparecen así en muchas páginas en Internet) quedan desmentidos.

A lo largo dela EdadMediase van sucediendo los milagros de San Marcial en todala Aquitania; así, en 994, por su intercesión se pone fin al Mal de las Fiebres.

El Papa Urbano II, acudiendo a rezar a la tumba de San Marcial contribuyó a generalizar el culto de este Santo en toda la Cristiandad.

En la Revolución Francesa, los restos de San Marcial fueron trasladados para evitar su destrucción a la iglesia de San Miguel, que es donde se encuentran actualmente.

Las actuales excavaciones en el primer lugar de enterramiento de San Marcial han puesto al descubierto una cripta con las tumbas originales de San Marcial, Santa Valeria y de otros santos de la zona del Limousin. La reliquia que actualmente tenemos en Lardero procede de esta cripta.

 .

SAN MARCIAL Y LARDERO

 .

Resultado de imagen de san marcial de limoges

La devoción de Lardero a San Marcial la traen enla Edad Medialos peregrinos franceses que van hacia Santiago de Compostela y que se dirigen desde Logroño al famoso monasterio de San Martín de Albelda a ver la “huella en la roca del caballo de Santiago”, que según leyenda se había aparecido en la batalla de Clavijo. El caso es que de regreso al Camino, iban a Navarrete, pasando por Lardero. Como es normal fueron portadores de su cultura y de sus devociones, entre las que sobresalía la de San Marcial, y la fueron transmitiendo a Lardero, que le dio su nombre a la Basílica; a la vera de ese templo construyeron también un hospital para atender peregrinos.

Y es aquí, en Lardero, donde de tal modo prendió esa devoción que hoy, decir Lardero es decir San Marcial y viceversa.

Con el hermanamiento de las dos poblaciones: Limoges con 150.000 habitantes, famosa desdela EdadMediapor sus esmaltes y ciudad importantísima en el Camino de Santiago, y nuestro Lardero,; ha habido  una constante comunicación entre franceses y larderanos, que se vio reforzada con la visita a Lardero de 120 jóvenes de Limoges que contaron con nuestra hospitalidad para participar en las Jornadas Mundiales de la Juventud para el Encuentro con el Papa que tuvo lugar en Agosto de 2011 en Madrid.

Pedro y Pablo, Santos

Apóstoles y Mártires

Martirologio Romano: Solemnidad de san Pedro y san Pablo, apóstoles. Simón, hijo de Jonás y hermano de Andrés, fue el primero entre los discípulos que confesó a Cristo como Hijo de Dios vivo, y por ello fue llámado Pedro. Pablo, apóstol de los gentiles, predicó a Cristo crucificado a judíos y griegos. Los dos, con la fuerza de la fe y el amor a Jesucristo, anunciaron el Evangelio en la ciudad de Roma, donde, en tiempo del emperador Nerón, ambos sufrieron el martirio: Pedro, como narra la tradición, crucificado cabeza abajo y sepultado en el Vaticano, cerca de la vía Triunfal, y Pablo, degollado y enterrado en la vía Ostiense. En este día, su triunfo es celebrado por todo el mundo con honor y veneración. ( c.67)

¿Qué nos enseña la vida de Pedro?

Resultado de imagen de san pedro

Nos enseña que, a pesar de la debilidad humana, Dios nos ama y nos llama a la santidad. A pesar de todos los defectos que tenía, Pedro logró cumplir con su misión. Para ser un buen cristiano hay que esforzarse por ser santos todos los días. Pedro concretamente nos dice: “Sed santos en su proceder como es santo el que os ha llamado” (I Pedro, 1,15)
Cada quien, de acuerdo a su estado de vida, debe trabajar y pedirle a Dios que le ayude a alcanzar su santidad.
Nos enseña que el Espíritu Santo puede obrar maravillas en un hombre común y corriente. Lo puede hacer capaz de superar los más grandes obstáculos.

¿Qué nos enseña la vida de San Pablo?

Resultado de imagen de san pablo

Nos enseña la importancia de la labor apostólica de los cristianos. Todos los cristianos debemos ser apóstoles, anunciar a Cristo comunicando su mensaje con la palabra y el ejemplo, cada uno en el lugar donde viva, y de diferentes maneras.

Nos enseña el valor de la conversión. Nos enseña a hacer caso a Jesús dejando nuestra vida antigua de pecado para comenzar una vida dedicada a la santidad, a las buenas obras y al apostolado