Parroquia de Lardero

Información y noticias de la Parroquia de Lardero (La Rioja)

SAN MARCIAL, OBISPO

http://farm5.static.flickr.com/4103/5412948192_14f96fb16f_b.jpg

 HORARIOS DE MISAS

DÍA 30, SAN MARCIAL

  • 9:00 h

  • 12:00 h PROCESIÓN. MISA PRESIDIDA POR EL SR. OBISPO

DÍA 1 DE JULIO, SÁBADO

  • 20:00 h

DÍA 2 DE JULIO, DOMINGO DE MAJAS

  • 10:00 h
  • 12:00 h. MISA. TRASLADO DEL SANTO A LA BASÍLICA.

CONFESIONES:  MEDIA HORA ANTES DE CADA ACTO LITÚRGICO

ORACIÓN A SAN MARCIAL

Resultado de imagen de san marcial lardero

Señor, luz de tu pueblo y pastor de los hombres, que confiaste a San Marcial la misión de apacentar a tu pueblo con su predicación y de iluminarlo con su vida y ejemplo, concédenos por su intercesión, prosperidad y bienestar a nuestro pueblo de Lardero, salud de alma y cuerpo para nuestros familiares y amigos, y el descanso eterno a nuestros seres queridos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

MENSAJE DEL DÍA

San Josemaría

30 de Junio

“Practica la caridad sin límites”

Ama y practica la caridad, sin límites y sin discriminaciones, porque es la virtud que nos caracteriza a los discípulos del Maestro. –Sin embargo, esa caridad no puede llevarte –dejaría de ser virtud– a amortiguar la fe, a quitar las aristas que la definen, a dulcificarla hasta convertirla, como algunos pretenden, en algo amorfo que no tiene la fuerza y el poder de Dios. (Forja, 456)
Resultado de imagen de caridad

El Señor tomó la iniciativa, viniendo a nuestro encuentro. Nos dio ese ejemplo, para que acudamos con El a servir a los demás, para que -me gusta repetirlo- pongamos generosamente nuestro corazón en el suelo, de modo que los otros pisen en blando, y les resulte más amable su lucha. Debemos comportarnos así, porque hemos sido hechos hijos del mismo Padre, de ese Padre que no dudó en entregarnos a su Hijo muy amado.

La caridad no la construimos nosotros; nos invade con la gracia de Dios: porque El nos amó primero. Conviene que nos empapemos bien de esta verdad hermosísima: si podemos amar a Dios, es porque hemos sido amados por Dios. Tú y yo estamos en condiciones de derrochar cariño con los que nos rodean, porque hemos nacido a la fe, por el amor del Padre. Pedid con osadía al Señor este tesoro, esta virtud sobrenatural de la caridad, para ejercitarla hasta en el último detalle.

Con frecuencia, los cristianos no hemos sabido corresponder a ese don; a veces lo hemos rebajado, como si se limitase a una limosna, sin alma, fría; o lo hemos reducido a una conducta de beneficencia más o menos formularia. Expresaba bien esta aberración la resignada queja de una enferma: aquí me tratan con caridad, pero mi madre me cuidaba con cariño. El amor que nace del Corazón de Cristo no puede dar lugar a esa clase de distinciones. (Amigos de Dios, nn. 228-229)

Junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús

Una reflexión para cada día del mes de junio.

Jesucristo

Corazón amantísimo de Jesús digno de todo amor y de toda mi adoración; movido por el deseo de reparar y de lavar las ofensas graves y numerosas hechas contra ti, y para evitar que yo mismo me manche de la culpa de la ingratitud,  te ofrezco y te consagro enteramente mi corazón, mis afectos, mi trabajo y todo mi ser.

Por cuanto son pobres mis méritos, ¡oh Jesús!, te ofrezco mis oraciones, mis actos de penitencia, de humildad, de obediencia y de las demás virtudes que practicaré hoy y durante mi vida entera hasta el último suspiro.

Propongo hacer todo por tu gloria, por tu amor y para consolar a tu Corazón. Te suplico aceptes mi humilde ofrecimiento por las manos purísimas de tu Madre y Madre mía María.

Dispón de mí y de mis cosas, Señor, según el beneplácito de tu Corazón. Amén.

30. – LA COMUNIÓN REPARADORA

Resultado de imagen de COMULGAR

Si quieres amar al Corazón de Jesús debes comulgar su cuerpo muy frecuentemente. ¿No eres digno? Y para hacerla una vez al año ¿te sientes digno? No eres perfecto. Pero la comunión no es un premio; es un medio para llegar a la perfección. ¿Tienes muchos defectos? Para corregirlos tienes necesidad de la comunión. No son los sanos los que tienen necesidad de curación, sino los enfermos. ¿No sabes que la comunión borra por sí todos los pecados veniales y preserva de los mortales?

San Josemaría

Conversión

Resultado de imagen de dios con los brazos abiertos

Nuestro Padre del Cielo perdona cualquier ofensa, cuando el hijo vuelve de nuevo a El, cuando se arrepiente y pide perdón. Nuestro Señor es tan Padre, que previene nuestros deseos de ser perdonados, y se adelanta, abriéndonos los brazos con su gracia.

Es Cristo que pasa