25 SÁBADO. INMACULADO CORAZÓN DE LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

La fiesta del Inmaculado Corazón de María es una celebración de la iglesia en la cual veneramos la vida interior de la Santísima Virgen María, sus alegrías y tristezas, sus virtudes y perfecciones ocultas y sobre todo, su amor virginal por Dios Padre, su madre amor por su hijo Jesús, y su amor compasivo por todas las personas.

La bella reflexión del Papa sobre el Corazón Inmaculado de María en su día

El corazón de María es como una perla de esplendor incomparable, formada y pulida por la paciente acogida de la voluntad de Dios a través de los misterios de Jesús meditados en la oración.

Acostúmbrate a poner tu pobre corazón en el Dulce e Inmaculado Corazón de María, para que te lo purifique de tanta escoria, y te lleve al Corazón Sacratísimo y Misericordioso de Jesús. Surco, 830

Sí a la familia y sí a la vida

El Papa Francisco ha insistido reiteradas veces sobre el genuino valor del matrimonio y la familia cristiana; valor aún hoy más necesario, cuando constatamos que se va instaurando una cultura de la muerte. La familia es la célula de la cultura de la vida y de la civilización del amor. Por ello, invitamos a todos a participar en las diferentes celebraciones y actos proponiendo la maravilla de la familia cristiana y el respeto a la vida de todo ser humano desde su comienzo hasta su final.